Digging Into Instagram

pic

By John Markowski

Warning: What you are about to read may be rendered useless in the near future. Such is the world of social media and its constant evolving.

In the interest of time and real estate on the page, I’ll assume you know the basics of Instagram. If not, I would suggest a quick Google search or maybe play around on the app a bit.

I’ll wait. No rush.

Instagram is the social media platform for plant lovers. Instagram is dominated by pretty. Gardens are pretty. It’s a match made in heaven.

When I post a photo to Insta (what the cool kids call it) I immediately surprise even myself and think, “Is that really my garden? Wow, I’m good.” It’s hard to not make a garden or plant look fantastic on this platform.

There was a time not too long ago where I would take a pic with my phone, apply a cool filter and share it to Instagram fully expecting oodles of likes and a bunch of “gorgeous shot” comments. It was easy. It was uplifting.

But then I wanted more.

I wanted to push people to my blog. I wanted to push people to Amazon to buy my book. Like so many others, I’d add a caption to a photo that encouraged readers to “check out the URL in my profile” where I’d store my blog or book link (Instagram doesn’t allow you to post a link along with a photo).

I figured I’d lure them in with a flower pic, pique their curiosity with a fun fact and then they’d have no choice but to head to my profile where they’d eventually find my blog and my book. I’d have a fan for life.

Wrong.

There were very few clicks and very few books sold.

On top of that, Instagram has changed their timeline algorithm. Photos are no longer displayed chronologically. Insta determines what they think users want to see based on advanced metrics. As a result, we’re all getting fewer views, likes and comments.

But fear not, here are some other ways to make use of the platform:

  • Hashtags still work. A mix of common and not so common hashtags work well. When you use a hashtag, the app will tell you how many times the hashtag has been used by other users. I’ll use #garden and I’ll use #perennialsbook.
  • Giveaways. I gave away plants featured in my book along with a copy of the book. The winners displayed them on their own IG photos upping the exposure.
  • “Instagram Stories” all day. I use this feature to share the “behind the scenes” of projects. This is where you allow users to get to know you on a more personal level. Yes, they disappear after 24 hours, but they are an amazing creative outlet.
  • Be fearless and go live. A tour of your garden live with some commentary will kill. When going live, your followers are notified directly.
  • Play with days and times. Experiment posting on different days and times and study the results.

Meet the Author

pic2

John Markowski is the author of the “Obsessive Neurotic Gardener” blog, which includes 1500+ posts since its inception in 2010. He published his first book Perennials Through the Seasons in April 2017.  His second book, a garden memoir, will be coming out this spring.  John’s gardens have been featured a number of times on the Fine Gardening website.

John is also currently a featured writer on Medium where he writes about such non-gardening topics as family, parenting, aging, and baseball. Many of his articles have been featured on other sites including Scary Mommy, Fatherly, The Good Men Project, and Huffington Post.

John currently lives in rural Hunterdon County, New Jersey, with his college sweetheart wife, two children, and their irreplaceable rescue mutt, Mia.

 

Meeting up with the GWA Family at MANTS

HeaderPhoto_preview.jpgBy Peggy Riccio
Photos by Michele Fletcher

The Mid-Atlantic Nursery Trade Show (MANTS) is the one of the largest horticultural trade shows in the country. Held at the Baltimore Convention Center, MANTS draws an average attendance of 10,866 people and 974 exhibiting companies for three days in January. Continue reading “Meeting up with the GWA Family at MANTS”

Escritura consciente

TypewriterHeaderPhoto.JPG

Por Martha Swiss

English Version

Muchos de nosotros en GWA llevamos múltiples sombreros: podemos enseñar, diseñar jardines, tomar fotos, presentar programas de radio y televisión, bloguear y escribir artículos y libros. Algunos tienen “trabajos diurnos”, además de dedicarse a comunicar sobre jardines y horticultura.

Dejé a un lado la vida corporativa en el 2014, luego de una carrera de 30 años en publicaciones para seguir mis pasión en el diseño de jardines. Asimismo para enseñar y escribir sobre jardines, y otras ocupaciones – algo estaba ya haciendo en mi tiempo libre durante más de una década.

GWA, y aquellos a quienes conocí a través de la organización, brindaron apoyo e inspiración a medida que realizaba esa transición.

Hoy día, GWA sigue siendo un recurso clave en mi nueva carrera. Disfruto asistiendo a las reuniones regionales y a la conferencia anual, donde conocí a tantas personas maravillosas con intereses similares. Recorrer jardines durante estos eventos proporciona una ‘mina de oro’ de material sobre el cual escribir. Y me encanta cuando tengo algo que compartir que ayude a otros miembros de la organización, como el maravilloso recurso del que les voy a hablar aquí.

Como a mí, puede que te cueste encontrar tiempo para escribir. Este pasado año, mi trabajo de diseño eclipsó casi por completo el tiempo que tuve disponible para escribir. Me encanta diseñar jardines, pero también siento la necesidad de escribir, así que estoy en una búsqueda constante para traer más equilibrio a mi vida. El Invierno, con menos clientes en el área de diseño, ayudará, pero al llegar la Primavera volveré a enfrentar la lucha para encontrar mi yin y yang. Afortunadamente, tengo una poderosa herramienta que me está ayudando a enfocarme en mi camino como escritora: un grupo local de almas gemelas llamado Mindful Writers (Escritores Conscientes).

Mindful Writers comenzó en Pittsburgh en el 2010, fundado por la Dra. Madhu Bazaz Wangu. Ella basó la práctica del grupo en sus propias décadas de meditación mindfulness para inspirar, eliminar bloqueos, mejorar el enfoque y aumentar el flujo creativo.

Bazaz Wangu comenzó con un pequeño grupo de escritores que se reunían semanalmente para meditar y escribir juntos. Hoy día, hay cuatro grupos que se reúnen en varios lugares de Pittsburgh, y hay escritores en otras ciudades y estados que siguen la práctica de la escritura consciente. Estos escritores y escritoras provienen de todos los ámbitos de la vida y representan una amplia gama de géneros: romance, niños y adultos jóvenes, ciencia ficción, terror, fantasía, poesía, memorias, hágalo usted mismo (DIY) e inspiración. Algunos son escritores publicados con mucho éxito. Soy la única escritora en temas de jardines, pero siento una profunda conexión con todos ellos.

Ya ves, escribir es el hilo que nos une, sin importar el género. Los grupos de Pittsburgh se reúnen semanalmente para escribir. Cada sesión comienza con una meditación grabada de 20 a 30 minutos hecha por Madhu. Estas meditaciones sirven para despejar la mente y conectarnos con nuestro YO interior. Después de la meditación, escribimos durante 3-4 horas. El tiempo simplemente vuela, y hay una energía palpable en la habitación, cuando todos escribimos. Muchos de nosotros tenemos dificultades para encontrar tiempo para escribir, sin embargo, sabemos que este santuario de escritura está disponible todas las semanas en Mindful Writers (si podemos llegar allí).

Lo que es mejor aún son los retiros de escritura de Primavera y Otoño que duran de 4 a 5 días en las montañas Laurel de Pensilvania. Los días comienzan temprano, con estiramientos, seguidos de una hora de meditación mientras caminamos. Desayunamos y luego escribimos durante cuatro horas. Después del almuerzo, meditamos y luego escribimos hasta la hora de la cena. La mayoría escribe por unas horas más después de la cena, luego pasamos el rato y hablamos alrededor de una fogata o chimenea hasta que el cansancio nos gana.

Es una experiencia de escritura completamente inmersiva, lejos de las distracciones de la vida diaria. Al igual que en las reuniones semanales, durante el retiro hay una buena vibra en la sala mientras todos trabajamos lejos de casa. La ventaja adicional es el hermoso entorno donde podemos caminar por los bosques y prados para encontrar paz e inspiración. Todos hemos experimentado una productividad tremenda en el retiro, así como percepciones e incluso epifanías. Durante su estadía, hubo personas que comenzaron y terminaron de escribir libros, superaron bloqueos y probaron nuevos géneros. Yo empecé a escribir jaiku (redacción poética corta inspirada en la naturaleza) en mi primer retiro, algo que nunca había escrito antes y que aún disfruto.

Si deseas probar la escritura a consciencia, y la recomiendo encarecidamente, las grabaciones de meditación de Madhu (y los libros) están disponibles en http://www.madhubazazwangu.com/publications1/. Estas meditaciones son beneficiosas tanto para escritores nuevos como experimentados. Quién sabe, y también podrías estar gratamente sorprendido con las vueltas que tome tu vida de escritor.

Conoce a la autora

Martha Swiss es colaboradora habitual de Pennsylvania Gardener Magazine y sus MarthaSwift_photo.jpgartículos han aparecido en The American Gardener, Fine Gardening, Grow (la revista de la Pennsylvania Horticultural Society), Pittsburgh Post-Gazette y publicaciones del Pittsburgh Botanic Garden. Ella es diseñadora de jardines, maestra y maestra jardinera (Master Gardener), y su jardín, localizado cerca de Pittsburgh, ha sido fotografiado para Organic Gardening, The Cottage Journal, Hobby Farms Magazine y Pennsylvania Gardener Magazine. Ella es bloguera en plantsomejoy.com.